Tendederos virtuales: Un paso hacia la justicia  y la prevención 

Por: Florencia Escobedo/Observatorio Digital.

Este 27 de febrero se registró el cuarto feminicidio en Aguascalientes y ante la evidente emergencia de la violencia hacia las mujeres, en nuestro estado diferentes colectivas se han dedicado a prevenir y acompañar a las víctimas de la violencia machista, levantando la  la voz  para denunciar a los agresores frente a los diversos obstáculos que enfrentan las víctimas para acudir a las instancias encargadas de investigar las agresiones y el acceso a la justicia. 

Ese es el caso de La Colectiva Feminista Aguascalientes, que surgió hace quince años como un grupo de estudios de lecturas feministas, actualmente llevan a cabo denuncias públicas, acompañamiento para interrupción voluntaria del embarazo, acciones directas en espacios públicos y acompañamiento en procesos de denuncias.

El pasado  31 de enero la Colectiva emitió una convocatoria para que las mujeres pudieran  participar de manera anónima en un tendedero virtual de denuncias, la invitación señalaba lo siguiente:

«En un contexto donde once mujeres son asesinadas al día en México y las instituciones de justicia se encargan de revictimizar a quienes se atreven a denunciar, romper el silencio desde el anonimato no solo es un paso hacia la justicia, si no también hacia la prevención para que otras compañeras puedan identificar a los agresores. Es por eso que, desde la Colectiva Feminista, las invitamos a denunciar a sus agresores en nuestra plataforma», señala una integrante de La Colectiva cuya identidad personal se resguarda por seguridad.

Es difícil creer que México sea un país en donde las autoridades dicen querer fomentar la cultura de la denuncia, pues para las mujeres un proceso así es sumamente revictimizante y lleno de negligencias institucionales. De acuerdo con su experiencia como acompañantes y asesoras, las integrantes de la Colectiva Feminista explican cuáles son los obstáculos que enfrentan las mujeres al momento de acudir a las instituciones para presentar denuncias por violencia.  

“El estado no garantiza la vida y la seguridad de las mujeres, les piden presentar pruebas que no están ahí porque son amenazas de muerte que la mujer no esta grabando, porque se hacen desde la intimidad y no hay testigos muchas de las veces, cuando los hay no quieren participar en el proceso, la revictimización es por parte de las instancias que se supone que deberían impartir justicia, y también existe el  miedo al señalamiento y a las repercusiones por parte de las víctimas”, añade. 

El tendedero virtual se hizo por medio de redes sociales,  a las víctimas que denunciaron se les solicitó una foto del agresor, junto con el primero nombre y apellido. En las publicaciones el rostro de los agresores fue cubierto parcialmente. En gran parte de las denuncias se reportó que  los agresores tenían una relación con la víctima, en su mayoría eran ex novios, detallaron integrantes de la Colectiva. 

”Recibimos quince denuncias, la más frecuente fue por violacion, le sigue el acoso, violencia física, psicológica y un caso de deudor alimentario (…) entre los agresores se encuentran hombres de todas las edades (…) quienes acompañamos sabemos que estos agresores se encuentran en todas las esferas, desde estudiantes, maestros, trabajadores de gobierno, hombres activistas que están involucrados en círculos de izquierda que se presentan como aliados y en verdad son agresores” , añadieron.

Las integrantes de la Colectiva también compartieron cuáles son las denuncias que más llegan a su bandeja de mensajes y cómo surgió esta necesidad de prevenir a más mujeres de sufrir agresiones por parte de  hombres acusados de violencia.

“Lo que más llega a nuestra bandeja son caso de abuso sexual, acoso, amenazas de muerte, diariamente recibimos estas denuncias, el tendedero fue una propuesta de una de las denuciantes que se compartió con otras para ver si estaban de acuerdo y fue así como se decidió convocar a un tendedero digital más amplio”, agregaron. 

Para las mujeres que acompañan y hacen las denuncias públicas hay un gran riesgo, por ejemplo, la violencia digital a la que se enfrentan y cómo tienen que lidiar con ella, eso les sucedió a las integrantes de La Colectiva Feminista tras la publicación del tendedero digital de agresores. “Personalmente tuve que pedir contención psicológica, hubo mucho cuestionamiento hacia nuestro trabajo y las denuncias, hay quienes nos han dicho que van tomar cartas en el asunto, que van a proceder contra nosotras, incluso que alguien ‘nos iba a poner en nuestro lugar’,como amenaza indirecta”, cuenta una de sus integrantes. 

La mayoría de estas amenazas  se dieron por parte de perfiles falsos, los cuales trataban de desacreditar a La Colectiva y las agresiones que exponían, a este grupo de mujeres organizadas no le sorprendió  la cantidad de denuncias que les llegaron con la convocatoria, tampoco les sorprendió la cantidad de mensajes de amenazas y de odio que las acompañaron; aunque reconocen que hacer las denuncias públicas y enfrentarse a la violencia digital sigue siendo difícil.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s