Alerta: Llega Aguascalientes a 16 feminicidios en lo que va del 2021

El pasado viernes 8 octubre fue cometido el feminicidio número 16 en Aguascalientes en lo que va del 2021.

La víctima se llamaba María Elena Rodríguez Balderas, de 31 años de edad, su  asesinato es el segundo relacionado directamente con la violencia ejercida por el crimen organizado en lo que va del año. La víctima anterior fue Claudia Elizabeth Soria Mata, asesinada el 6 de julio pasado cuando hombres le dispararon desde afuera de su domicilio hasta dejarla sin vida.

Ambas mujeres fueron asesinadas al interior de sus domicilios por sicarios que de manera violenta dispararon armas de fuego contra ellas. En el caso de María Elena, sus familiares alcanzaron a llevarla con vida a recibir atención médica, pero al llegar a la clínica ya había fallecido.

De acuerdo con información publicada por medios locales, fueron dos agresores quienes llegaron a la casa de la víctima ubicada entre las calles Fortunato Maycotte y Abraham González, en la colonia Insurgentes –conocida como “Las Huertas”–, tocaron a la puerta de su casa y entraron de forma violenta, la agredieron y huyeron.

Los sicarios agresores viajaban en un auto Nissan Tsuru blanco que unas horas antes había sido robado en el fraccionamiento La Concepción II, al norte de la ciudad capital.

El pasado 14 de septiembre un grupo de sicarios inició una balacera en esa misma ubicación contra un hombre de sobrenombre “El Tony”, quien resultó ileso y es familiar de la víctima de feminicidio.

Para el Observatorio de Violencia Social y de Género de Aguascalientes (OVSGA), las autoridades judiciales en Aguascalientes minimizan las posibilidades de que sean analizadas como feminicidios, las muertes violentas de mujeres relacionadas con suicidios, accidentes automovilísticos y vinculadas con el crimen organizado.

Todas las mujeres pueden llegar a ser víctimas de la violencia feminicida y una muerte violenta bajo cualquier circunstancia de hechos debe investigarse como feminicidio, aseguró Violeta Sabás Díaz de León, coordinadora de esta organización.

“Existen criterios muy específicos en el Código Penal de Aguascalientes que incluso tiene  más criterios que el federal donde hace referencia a las desigualdades de poder implícitas siempre en una muerte violenta de mujeres, cuando el agresor o feminicida lo hace con dolo”, agrega la activista.

Más allá de las causales penales del feminicidio en Aguascalientes, cómo la relación de pareja y la exhibición pública de los cuerpos de  mujeres asesinadas, es indispensable que las autoridades analicen la violencia política y social, añadió Sabás.

En estos casos vinculados con la violencia del crimen organizado se requiere un análisis retrospectivo de cómo a partir de la “guerra contra el narco” las mujeres son víctimas de una violencia estructural, ejercida históricamente sobre las mujeres cuando son deshumanizadas y utilizadas para enviar mensajes a los oponentes en conflictos armados, o cuando las involucran para trasladar, cuidar, limpiar o cualquier otra actividad, ya sea porque le están “ayudando” a su pareja o porque les prometen salir de la situación precaria en la que muchas veces se encuentran. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s