Comienza en casa la violencia a niñas y niños

Por Susana Rodríguez

Según la Consulta Infantil y Juvenil 2018 realizada por el Instituto Nacional Electoral (INE) y publicada en mayo de 2019, en Aguascalientes la casa fue el sitio donde las niñas, niños y adolescentes se sintieron más seguros, principalmente quienes tienen entre 10 y 13 años de edad. El siguiente lugar de confianza fue la escuela.

En promedio 86.7 por ciento de quienes participaron en la consulta dentro del estado dijeron que su familia es a quien más confianza le tienen. En segundo lugar a sus amistades, excepto las niñas y niños de 6 a 9 años de edad que dijeron la policía, y en tercer lugar a las maestras y maestros.

En la experiencia de por lo menos siete años de acompañamientos, el Observatorio de Violencia Social y de Género de Aguascalientes (OVSGA) ha documentado que tanto para las mujeres como para las niñas, niños y adolescentes el lugar de mayor riesgo es su propio hogar, que es donde se encuentran sus principales agresores. 

“Los delitos contra la niñez y las mujeres son fraguados en su entorno más cercano y es que en ambos casos son considerados como propiedad privada. No existe una conciencia social colectiva de protección a la niñez por considerarlo un tema privado familiar y no sujetas/os de derechos humanos”, precisó Mariana Ávila Montejano, integrante del Observatorio de Violencia.

Por otro lado, la Encuesta Nacional de Niños, Niñas y Mujeres en México (ENIM) 2015 de UNICEF mostró que en el país, seis de cada diez niñas y niños entre uno y 14 años de edad vivieron algún tipo de castigo psicológico o físico en su hogar.

“La mayoría de los hogares emplea una combinación de prácticas disciplinarias violentas. Un 53% de las niñas y niños fueron sometidos a agresión psicológica y aproximadamente 44% tuvo un castigo físico”, se especifica en la ENIM 2015. 

Los niños fueron más sometidos a disciplina física (45%) que las niñas (42%), y en el caso de los castigos físicos violentos fueron 7% de los niños y 5% de las niñas.

En contraste, los datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016 del INEGI evidencian que las mujeres son más violentadas que los hombres en los entornos familiares, principalmente en la adolescencia. Aguascalientes está entre las entidades de la región centro-occidente donde la violencia contra las adolescentes en el hogar registra las proporciones más altas, entre 23.3 y 27.7%.

Para el caso de las mujeres entre 15 y 17 años que sufrieron violencia en su casa durante 2015, destacan los hermanos, madre y padre como principales agresores. Los hermanos las ignoran, patean, pellizcan, les jalan el cabello o les dañan sus pertenencias; los primos tienden a ser señalados como agresores sexuales (manoseos, violaciones, intentos de violación y exhibicionismo).

La percepción de que las niñas, niños y adolescentes tuvieron sobre las actividades que deben desempeñar hombres y mujeres varía dependiendo de la edad. Por ejemplo, de los 6 a 9 años, seis de cada diez respondieron que las niñas deben jugar con muñecas y no con muñecos de acción, de acuerdo a la consulta del INE.

También, se indica que hay condiciones socialmente aceptadas por niñas y niños de 6 a 13 años de edad, como propias de cada género, por ejemplo, considerar que las mujeres son obedientes y los hombres valientes.

Para adolescentes de entre 14 y 17 años de edad, las cinco actividades que consideran pueden realizar hombres y mujeres por igual son: son mostrar afecto (61.3%), trabajar en lo que quieran (58.8%), hacer tareas de la casa (51.2%), tener relaciones sexuales (43.8%) y tomar alcohol (36.3%).

En el tema educativo, las y los adolescentes aseguraron que los principales motivos para abandonar la escuela son el desinterés por estudiar (62.49%) y la falta de recursos económicos (61.39%). Enseguida, en el caso de las mujeres fue el embarazo (56.46%) y en los hombres, la necesidad de trabajar (23.75%).

Del total de niñas, niños y adolescentes participantes en la consulta del INE, el 16.9 por ciento manifestó haber vivido una situación de violencia, como groserías, golpes o expresiones que los hicieron sentir mal.

Los niños manifestaron haber sido víctimas de violencia con mayor frecuencia entre los 6 y 9 años de edad. Las niñas aparecen en la consulta como las menos violentadas. Mientras que quienes dijeron no se identifican con ningún género, señalaron haber sufrido violencia tanto en la niñez como en la adolescencia.

Y finalmente, otro tema de importancia en la consulta fue la discriminación, cuatro de cada diez adolescentes dijeron haberla sentido en el trato con otras personas. Los tres principales motivos fueron: ser mujer, la apariencia y gustos y la edad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s