Buscan familias a las 100 mil personas desaparecidas ante la pasividad del Estado.

Este sábado 7 de mayo se realizó el III Encuentro Regional de Búsqueda de Personas, que organiza la recién creada Unión Regional de Búsqueda de Personas que abarca ocho estados: Aguascalientes, Guanajuato, Colima, Jalisco, Michoacán, San Luis Potosí, Querétaro y Zacatecas, y está conformada por colectivos de familiares de personas desaparecidas, organizaciones  civiles acompañantes y familiares en lo individual. 

Esta reunión da continuidad a los trabajos y acuerdos generados en los dos anteriores encuentros, el primero de ellos tuvo lugar en Aguascalientes en diciembre del 2021 y el siguiente fue en febrero pasado, en Guanajuato.

Las familias y colectivos de búsqueda de personas desaparecidas, en la exigencia de verdad y justicia para sus familiares, posicionaron la grave problemática de desaparición en México que atraviesa todos el país y se debe resolver analizando los diferentes contextos de cada entidad. 

Decenas de familiares y colectivos exigieron tanto de manera presencial como virtual la pronta acción de las autoridades para la búsqueda de sus familiares y que ésta búsqueda no se detenga hasta encontrarles, tal como lo marca la propia Ley General en Materia de Desaparición Forzada y Desaparición Cometida por Particulares.

Según datos de organismos internacionales y de la propia Comisión Nacional de Búsqueda de Personas en el país existen en la actualidad cerca de 100 mil personas desaparecidas y 52 mil personas localizadas sin vida que se encuentran alojadas en los institutos y servicios médicos forenses en todo México y quienes no han sido identificadas. 

Los grandes ausentes en estos encuentros han sido las Comisiones Locales de Búsqueda de Personas de los estados participantes y las Fiscalías Generales y Fiscalías Especializadas en Materia de Búsqueda de Personas.

En esa ocasión asistieron integrantes del recién creado Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense (MEIF), quienes abordaron las acciones necesarias que realizará el mecanismo entre ellas, la generación de convenios con fiscalías estatales para comenzar los trabajos.

Por su parte, Juan Pablo Albán Alencastro, integrante del Comité de Desaparición Forzada de la ONU en su visita a México señaló que entre los hallazgos principales identificaron un nivel de impunidad sistémica del 98 al 99 por ciento en la búsqueda y los casos judicializados relacionados con la desaparición de personas, existe una constante revictimización contra familiares por parte de las autoridades, se ha identificado que si bien la mayoría de los perpetradores son particulares también existe una participación de los agentes del Estado con apoyo directo, colaboración y por omisión. 

Otro de los hallazgos importantes es que las mujeres son quienes se han encargado de la exigencia de justicia para sus familiares y las que han generado los mecanismos y acciones para la búsqueda a nivel nacional. El informe también señala que hay condiciones que favorecen la repetición, falta una política de prevención, sanción y erradicación de la desaparición aunado a que las autoridades niegan la problemática en muchos casos y señala que es necesario repensar el modelo de seguridad y atender de manera urgente la crisis forense que permea en el país.

La exigencia de las familias ante la omisión e impunidad del Estado se hizo presente en todas las participaciones del Encuentro, las autoridades tuvieron una respuesta y participación opaca y pasiva. La reunión cerró con los acuerdos para la siguiente reunión regional.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s