Mujeres en el Freestyle: la urgencia de la representación más allá de la inclusión

Por: Florencia Escobedo / Observatorio Digital. 

“A él aplauden ese recurso fácil, y si lo digo yo entonces me dicen feminazi”, esta frase dicha por Marithea (la primera mujer campeona en 2021 de Red Bull Nacional Colombia) en una batalla de Cruce de campeones en 2019, describe la situación de muchas raperas y freestylers que tratan de hacerse un lugar y nombre en el Freestyle, donde hablar sobre la violencia hacia la mujer o feminismo es mal visto por los hombres en la escena musical y su público masculino. 

Aunque en los últimos años las mujeres han tenido más representación en esta género,  para la mayoría de ellas el empezar a hacer rap y entrar a las ligas locales, nacionales e internacionales siendo mujer no ha sido nada fácil, como lo comenta  Odysea, una  estudiante de derecho y freestyler hidrocálida que a sus 23 años fue finalista de Amazonas, una de las ligas femeniles más importantes en México.

“Al principio es muy difícil, pero más que nada por ser mujer, honestamente es más difícil porque tú puedes estar batallando contra un hombre y con una rima que trate sobre tu género va a parar la batalla, va ganarte la batalla incluso”. Añadió que esta situación la alejó de hacer freestyler por un tiempo ya que siempre existía una predisposición hacia su persona por ser mujer y eso la  frustraba mucho.

El Freestyle es un género musical derivado del Rap que consiste en la improvisación en estilo libre, que con el paso de el tiempo ha ganado mucha popularidad, este estilo,   al igual que la mayoría de la música urbana, nació de la inconformidad social a manera de protesta  y ha sido el medio de expresión de muchos,  sin embargo para las mujeres no ha sido así .

Según la rapera, la peor experiencia dentro de su carrera se suscitó en una batalla con un hombre que le lanzó una rima sobre su vagina, “como si ser mujer fuera una discapacidad”. También comentó que dichas líneas pararon el evento con los gritos y ovaciones de los asistentes. Aunque ella consideraba que no era una rima tan buena, Odysea no pudo continuar con la competencia ya que se sintió agredida y sumamente molesta. 

Parte de esta violencia  e  invisibilización  se ve reflejada  en  las batallas mixtas que en su contenido siempre llevan un alto grado de misoginia, ejerciendo  violencia en el escenario y fuera de él con rimas sobre el aspecto físico de la mujer, su sexualidad y apología de la violación, que han sido normalizadas dentro de este género, creando espacios pocos seguros para las raperas y la audiencia femenina.

“El hecho de que tengan la idea de que una mujer no puede ser tan buena como un hombre, entonces cuando una mujer lo hace bien como ellos o mejor que ellos a su pensar (…)Cuando una mujer no representa un peligro por así decirlo a su ego la tratan bien porque es “buena”,  pero no tanto como ellos.  Pero cuando una mujer empieza a ser mejor que ellos no le gusta y la tratan diferente, dicen que llegaste ahí solo por ser mujer”.

También añadió que el trato de muchos raperos hacia sus compañeras siempre tiene intenciones de impresionarlas o querer conseguir algo más, esto se refleja, por ejemplo, en la manera en la  que las  abrazan.  

Mientras muchos consideran que prohibir los comentarios machistas en las batallas es una manera de censura a los raperos,  a las mujeres dentro del rap siempre se le ha dicho que hablar de violencia machista como argumento en una batalla es una “herramienta” poco moral y sencilla  para ganar un enfrentamiento, así lo señaló Leva Freestyler, originaria de Saltillo, que a sus 16 años de edad viaja por la República para competir en batallas de Freestyle, en su mayoría en  batallas mixtas.

“Lo que no me gusta de batallar con chavos es que a veces se  quieren ir a los temas de tu cuerpo o que eres feminista, en el freestyle se le llama baratear, o sea, irse al populismo“. También señaló que lo que le gustaba de las batallas mixtas era que sus compañeros le exigían un mayor nivel.

Entre las Freestylers existe una gran variedad de personalidades y estilos,  aun así,  la mayoría de las raperas coinciden en que hablar en la tarima  sobre su realidad como mujeres y la violencia que sufren las perjudica, incluso les hace tener un trato diferente, pues todas lidian y combaten esta realidad de una manera diferente, un ejemplo es el de  Leva quien prefiere darle la vuelta a estos temas ya que considera que en el freestyle el público solo  “le interesa la sangre “  y no entenderían el mensaje más allá del espectáculo ó el morbo.

Por último, las dos raperas coincidieron en que el futuro del rap para las mujeres es esperanzador aunque sigue siendo sumamente difícil, también comentaron que  las raperas que se dedican a  escribir canciones con perspectiva de género como lo es Gata Cattana, MC Kea, Rebeca Lane ,Tribade, Santa Salut, Elane y muchas más, han creado espacios seguros de poesías y desde su trinchera han inspirado a muchas a tomar como suyo un género que nació desde la protesta y que también le pertenece a las mujeres. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s