Libran familiares y defensoras juicio por feminicidio de Laura Angélica 

Redacción Observatorio Digital.

Tras casi tres años de ocurrido, la próxima semana decembrina, un Tirbunal Unitario Penal emitirá la sentencia por el feminicidio de Laura Angélica Sandoval Sánchez, asesinada a los 17 años el 22 de febrero del 2019, con un embarazo de más de ocho meses de avance.

Para ello, desde el lunes pasado y hasta el día de la sentencia, se llevan a cabo audiencias con la participación de nueve testigos por día. La familia de Laura Angélica ha sido acompañada en el proceso por el equipo jurídico del Observatorio de Violencia Social y de Género de Aguascalientes (OVSGA).

El acusado es Jesús “N”, quien enfrenta cargos por feminicidio y aborto doloso, y es padre de la bebé que la víctima esperaba.

“Es una semana de audiencias donde se están presentando los testigos, así como lectura y testimonio anticipado, después de esto deliberará la jueza del Tribunal Unitario. Desde el Observatorio buscamos que se llegue a la verdad y a la justicia en la muerte de Laura Angélica, y que el juicio se resuelva de acuerdo a los estándares más avanzados en materia de derechos humanos y perspectiva de género”, detalló en entrevista desde las instalaciones del Poder Judicial el abogado Wilfrido Salazar Rule, asesor jurídico de la ofendida e integrante del OVSGA.

Laura Angélica y Jesús “N” se conocieron cuando ella trabajaba en un restaurante en las inmediaciones de La Estación en esta ciudad capital. Durante la audiencia de vinculación a proceso, las autoridades judiciales reconocieron como importante la relación de poder que existía entre ambos, tanto laboral como económicamente, así como la diferencia de edad, estatura y corporalidad que la ubican a ella en situación vulnerable frente a su agresor.

De acuerdo con las primeras declaraciones sobre el caso, conocidas en 2019, la mañana del 22 de febrero de ese año, Laura Angélica discutió con Jesús “N” al interior del departamento donde ella habitaba. Aunque no tenían ninguna relación sentimental, mantenían contacto por el embarazo, al que se había opuesto pidiéndole a la víctima que abortara. Tras escuchar gritos, cuatro personas que se encontraban en un taller mecánico contiguo al departamento se alertaron.

Minutos después observaron salir a Jesús “N” del lugar, al ser cuestionado el acusado huyó y fue perseguido por los trabajadores del taller, quienes lo alcanzaron y esperaron a que fuera detenido.

Tres años después de una detención casi en flagrancia, Sandra Sánchez, madre de Laura Angélica, sigue esperando justicia por el feminicidio de su hija y de su nieta que estaba próxima a nacer, a quien habían decidido llamar Lucía y era esperada con gran alegría.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s