Prohibición del uso de la pirotecnia: Una propuesta que beneficia al ambiente, los animales y las personas.

el

En torno a la pirotecnia existen ciertas situaciones que hacen de su uso una práctica que, más que un espectáculo o un modo de entretenimiento o celebración, debería considerarse una actividad riesgosa y dañina hacia el ambiente y los seres vivientes que habitan en este, debido a la contaminación que genera y los percances que puede ocasionar. Sin embargo, los cohetes y fuegos artificiales están siempre presentes en los festejos nacionales y las celebraciones religiosas como las fiestas patronales o las épocas decembrinas. 

Ante lo anterior, el Congreso del Estado, recientemente ha propuesto una reforma al Artículo 129 BIS de la Ley de Protección Ambiental para el Estado de Aguascalientes, en el que quedaría prohibido detonar o encender cohetes, juegos pirotécnicos, o elevar aeróstatos; buscando un medioambiente sano para las personas y los animales. 

Esta reforma fue propuesta por el diputado del PRD, Cuauhtémoc Escobedo, a la que se sumó el diputado de MORENA, Juan Carlos Regalado, quien comenta sobre la reforma que: “la iniciativa obedece a los distintos hechos que se han suscitado a lo largo de los años en el estado en los que ha habido accidentes, principalmente con personas menores de edad, por el uso de la pirotecnia. A esto le agregamos la manera en la cual la pirotecnia afecta a personas que tienen mayor sensibilidad con el ruido, como por ejemplo las personas con autismo, y que afecta también a los animales”. 

Para comprender mejor el trasfondo de esta propuesta y el impacto positivo que tendría de ser aceptada, es necesario exponer los diversos puntos que sostienen la reforma.

Accidentes en personas. 

Según GMX, 6 de cada 10 accidentes relacionados con el uso de la pirotecnia ocurren a niños o niñas de entre 6 a 15 años de edad, que pueden ser motivo de ceguera o sordera, quemaduras en diversos grados, amputaciones e incluso la muerte. En festividades patrias o religiosas aumentan los accidentes por pirotecnia.

En el contexto local, apenas el pasado mes de abril, dos hombres perdieron la vida tras la explosión de una bodega en la comunidad de Cañada Grande, la cual almacena pirotecnia. Una de las víctimas murió calcinada y la otra murió al ingresar al hospital debido a las graves heridas que presentaba. Asimismo, Regalado afirma que otros accidentes se han suscitado en el estado, dejando menores de edad con lesiones desde quemaduras hasta amputaciones. 

Animales y Ambiente. 

No es ajeno a nadie saber sobre alguna mascota que ha sufrido del estrés que genera el ruido de la pólvora al explotar. Eva Gaytán, animalista experta del estado de Aguascalientes y fundadora del refugio Paraíso de Mascotas comparte un caso reciente: “Hace poco tuvimos un caso muy feo. Aquí cerca del refugio hay una iglesia y estaban tronando muchísima pirotecnia. Era un perrito ya grande que murió de un infarto por el estrés. Otros perros llegaron a destrozar sus patitas porque empiezan a rascar desesperadamente para tratar de ocultarse o escapar”. 

Es común conocer casos de perros o gatos de hogar que sufren del estrés que causa el quemar la pólvora, y casos como el anterior hay muchos más. Pero, por otro lado están los animales en situación de calle, que, como afirman los expertos animalistas, pueden estar más expuestos a peligros. “Al estar en situación de calle, los animales están más acostumbrados al ruido de la ciudad, pero no por esto deja de afectarles. Hay gatos y perros que por huir del lugar son atropellados o atacados por otros animales, por invadir su territorio. Entonces muchos animales sufren y mueren a causa de la pirotécnia”, comenta Gaytán

Felipe Márquez, gerente del programa contra crueldad animal de Humane Society International México, también comparte sus experiencias sobre el tema de la pirotecnia y los animales: “Sufren mucho… es demasiado el estrés que les genera el ruido. Los perros o gatos pueden lastimarse, romper ventanas, ser atropellados por intentar escapar o esconderse. Pero no solo los animales de compañía, también los que están en situación de calle y los animales de las granjas sufren del estrés por el ruido”. 

“Incluso hay gente que deliberadamente avienta los cohetes a los animales, o se los amarran. Hemos tenido casos así”; complementa Marquez. 

La cercanía que culturalmente tenemos con los animales domésticos, como perros y gatos, nos hace más sensible a los que pueda sucederles, a pesar de convivir o no regularmente con ellos. Pero tanto Gaytán como Márquez coinciden en que las aves son los animales que más sufren por el uso de la pirotecnia. 

“Pasa lo mismo que con los animales que son de compañía pero que están en la calle. A veces llega a ser tanto el estrés, que huyen. Se van del lugar en donde normalmente, están sus nidos; y esto ocasiona que ellos ya no vuelvan ahí y mueran. También, por el estrés, pueden ocasionarles taquicardias muy fuertes, que terminan en infartos y  mueren. Se desploman y caen al suelo ya muertas. Les afecta bastante por estar en el cielo”; comenta Gaytán

Por su parte, Márquez aporta: “Acordémonos que las aves viven en libertad, como deberían de vivir todas las aves; están en los árboles… Y es de verdad aterrador ver cómo estos pájaros vuelan en cuanto empiezan a tronar cohetes. Las aves, ya están durmiendo, ya están reposando, y en cuanto empiezan  a escuchar los cohetes, ves como vuelan las parvadas impresionantes, aterradas, por supuesto sin saber qué está pasando y afecta muchísimo. Hay aves que pueden llegar a morir del estrés y puedes ver de pronto, cómo caen las aves o cómo empiezan a caer pájaros por el nivel de ansiedad”.

Los expertos también comentan que las grandes cantidades de pólvora que son quemadas producen mucho humo, lo que no solo afecta a los animales, sino que contamina el suelo y el aire, además de generar o agravar problemas respiratorios tanto en animales como en las personas. La contaminación auditiva es, también impactada de gran manera por la detonación de artículos pirotécnicos.

Regularización e impacto cultural. 

Un factor que influye y predispone el uso indiscriminado e irresponsable de la pirotecnia es que no existe regulación que pueda controlar su fábrica ni mercadeo. Recordemos cuando en nuestra infancia, en Navidad o Año Nuevo, tronábamos las cebollitas, los ratoncitos, los chifladores, incluso pirotecnia más pesada, que se consigue en ventas clandestinas en casas o en tienditas de la esquina.

Márquez aporta sobre lo anterior que: “las iglesias tienen un permiso especial de la Secretaría de la Defensa Nacional para tronar pirotecnia, pero todos los demás no tenemos ese permiso. Tronamos esta pirotecnia de forma ilegal, y por supuesto las autoridades saben pero las autoridades no se dan abasto”. 

“Es falta de conciencia, es corrupción. Además se la venden a los niños, es absurdo pensar cómo un menor de edad puede comprar pólvora. Nos quejamos de las balaceras en Estados Unidos, pero allá al menos necesitas tener 18 años para que te vendan un rifle; aquí puedes tener cinco años, seis años y puedes comprar un cohete que sin ningún problema, te puede volar la mano y eso no nos sorprende ni nos asusta porque toda la vida lo hemos visto y hecho. Es una contradicción muy grande”, complementa. 

Por otro lado, están las fiestas patronales, en cada una de ellas, es «casi indispensable» detonar cohetes o fuegos artificiales. Y, aunque sea una vez al año, imaginemos la suma de contaminación y estrés que resulta de todos los templos que lo hacen una vez al año. 

“Hemos tratado de investigar quién es la persona que regula los permisos, para poder ver cómo proteger a los 70 animalitos del refugio” – comenta Gaytán – “a nivel municipal, siempre nos han dicho que es la SEDENA. La SEDENA dice que ellos solamente regulan la portación y la venta, pero no quien la usa. Realmente ninguna autoridad nos ha sabido decir  quién regula el uso. O sea, como quién es la persona que lo quema. En ciertas fechas, puedes ver gente vendiendo esta pirotecnia en todos lados,  en las tiendas, papelerías, hasta en las casas”. 

Resulta interesante imaginar qué pasará en las fechas de celebración sin detonación de pirotecnia y cómo se habrá que adaptar a métodos más sustentables y responsables que sean verdaderos espectáculos. 

“Se puede recurrir a algunas estrategias, como en los conciertos de algunas bandas internacionales se ha recurrido, al uso de cierto tipo de pirotecnia que no genera ruido, que no tiene este factor de contaminación, una pirotecnia sustentable y amigable con el ambiente, así como con la gente que sufre con lo pirotecnia tradicional”; apunta Regalado. 

Otras estrategias que se han vuelto populares son los espectáculos de luces con drones; disminuyendo en gran medida la contaminación y siendo un espectáculo de innovación tecnológica sustentable.

Qué se espera de la reforma. 

El uso de la pirotecnia es una práctica arraigada en ciertas tradiciones, a pesar de lo peligroso y dañino que puede resultar. Es importante comenzar a cuestionar nuestras costumbres y llegar a generar cambios que garanticen el acceso al derecho a una vida libre de violencias incluido el derecho a un medio ambiente y el respeto a los seres vivos.

Juan Carlos Regalo adelanta que junto con la propuesta se iniciaría una campaña de concientización. “En el Congreso entonces buscaríamos hacer algún spot en el que se informará, de manera breve y clara,  una exposición de motivos de la reforma. Desde hablar sobre las repercusiones para personas con autismo, las repercusiones para los animales y las repercusiones en la contaminación ambiental; y  que eso vaya generando esta conciencia en la ciudadanía”

Además, Regalado informa que también se contaría con multas para evitar que la gente siga cometiendo estos actos ilegales, y que, incluso se buscarían mecanismos para concientizar a los padres de los menores que consuman pirotecnia con pláticas de concientización o incluso sanciones por negligencia. 

Por su parte, Eva Gaytán y Felipe Márquez ven con esperanza y buenos ojos el que esta reforma se aplique. 

“Tendría un beneficio grandísimo pensando en el bienestar de los animales primeramente. Creo que sería bastante significativo si te pones a pensar en lo que ocasiona. Por ejemplo, pues en el costo que esto genera a un propietario tiene que invertir desde premios que son relajantes o medicamentos, hay gente que ya sabe que en cierta época va a haber pirotecnia, entonces tiene que prepararse unos días antes para poder garantizar a su animal seguridad y salud. Yo creo que también estas iniciativas políticas ayudan muchísimo a seguir promoviendo la  empatía. El respeto, no solamente a los seres no humanos como los animales, sino también a las personas que tienen alguna condición especial” concluye Eva Gaytán. 

Felipe Márquez, finaliza apuntando que: “Tendría muchos beneficios esta reforma. Desde procurar la salud de los animales, tanto de compañía como las aves; frenar el maltrato animal y también ayudar al ambiente al no contaminarlo. Es evolucionar. Es dejar ideologías que antaño que ya no tienen cabida y que no ayudan en absolutamente nada. Y cambiarlas por otras más seguras y sustentables”.

Se espera que para el 15 de septiembre de este año, una vez que las y los diputados  regresen a las actividades del periodo ordinario, se pueda tener una decisión en cuanto a la reforma. De ser aceptada, las celebraciones de finales de año, se convertirían en las primeras donde esté prohibido el uso de la pirotecnia, siendo un paso de gran importancia en la búsqueda de la inclusión de las personas con neurodivergencias, así como de la lucha por el bienestar animal y ambiental, y siendo un parteaguas en pro de las mejores posibilidades para todas y todos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s