Mujeres que protestan, grupo de riesgo en el gobierno de cuarta

Por  Evelyn Pérez Brito

“Nadie en el mundo, nadie en la historia, ha obtenido su libertad apelándose al sentido moral de las personas que los oprimen”-Assata Shakur

Amnistía Internacional México presentó el 3 de marzo un informe en donde expuso las violencias de las que fueron objeto mujeres activistas y feministas que se manifestaron en 2020 en diversos estados de la República. El informe de Amnistía Internacional señala los riesgos que enfrentan las mujeres que protestan en México: Estigmatización, represión violenta y tortura sexual.

“Las autoridades mexicanas reprimieron a mujeres que protestaban pacíficamente en contra de la violencia de género en 2020, violando sus derechos a la libertad de expresión y reunión pacífica mediante el uso innecesario y excesivo de la fuerza, detenciones arbitrarias e incluso violencia sexual”.

-Amnistía Internacional

El gobierno mexicano continúa haciendo oídos sordos a los reclamos de las mujeres, reclamos que responden a múltiples factores sociales:  Durante este sexenio se pasó de 9 a 11 feminicidios al día, 18 mil 258 mujeres y niñas desaparecidas, 6 millones de víctimas de violencia sexual, acoso laboral, feminización de la pobreza y un largo etcétera.

El Estado Mexicano está construyendo narrativas que estigmatizan y generan hostilidad hacia las feministas que se manifiestan; se cree que quienes se cubren el rostro y visten de negro cometerán actos vandálicos. El informe presentado por Amnistía Internacional México destacó que la policía ejerció uso excesivo de la fuerza, detenciones ilegales, abuso verbal, físico y sexual en las detenciones de mujeres que protestaron en el espacio público, amenazar con desnudar a las mujeres detenidas, tocamientos, violaciones y torturas se está convirtiendo en una táctica.

En el marco del Día Internacional de las Mujeres, en todo lo largo y ancho del país, salimos a manifestarnos, salimos a decirle al gobierno que nos están matando, y lo hacen con la venia de su gobierno de cuarta. No sólo nos matan con sus políticas neoliberales que nos condenan a la pobreza, matan también nuestros sueños, asesinan a 11 mujeres diariamente con total impunidad. 

Pero salimos a las calles y los medios de comunicación carentes de sensibilidad transmiten mensajes como: feministas dañan monumentos o vandalizan las plazas. De igual manera, la policía reproduce las violencias, tal es el caso del estado de Aguascalientes, en donde la policía estatal reprimió a las activistas que participaron en la marcha del 8M, en donde oficiales amenazaron a las mujeres con sus escudos y macanas, 23 compañeras resultaron con golpes, perseguidas y detenidas arbitrariamente.

Así mismo, la violencia contra las mujeres se ejerce de forma sutil pero no por ello menos perversa, en el estado de Tabasco las mujeres que protestan están en el ojo del gobierno; ante el proceso de elección del titular de la Comisión de Derechos Humanos (CEDH), la Red de Colectivas Feministas Tabasqueñas interpuso un recurso legal para impugnar tal elección por haberse llevado a cabo con opacidad, falta de ética y sin apego a la ley. En lugar de recibir respuestas, la CEDH ha arremetido en una campaña a través de redes sociales, enfocando su artillería para desprestigiar el trabajo de compañeras activistas y de la Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género y No Discriminación del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT), María Elvia Magaña Sandoval, quien durante su gestión ha abierto espacios para que las voces de las feministas organizadas se escuchen.

La más reciente muestra de misoginia del titular de la Comisión de Derechos Humanos (CEDH), fue el pronunciamiento emitido en redes sociales el 18 de marzo en el que desacreditó el mensaje de la feminista Laura Lecuona en la conferencia “El atentado posmoderno a los derechos humanos de las mujeres como violencia política”, en el marco de la 2 ª. Jornada a favor de espacios libres de violencia política contra las mujeres en razón de género, evento organizado por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT). El funcionario pidió la censura oficial de las activistas y feministas al solicitar a los organismos públicos “vigilar el contenido de la información que transmiten”.

La actuación del titular de la CEDH viola nuestros derechos y nos expone al escarnio público, por lo que responsabilizamos públicamente a la CEDH por los daños a la moral y la imagen pública que sufran las mujeres víctimas de este linchamiento mediático generado por el machismo y misoginia del funcionario irresponsable.

Es necesario cambiar las narrativas, la justicia social también implica exigir que el gobierno entienda el enojo de las mujeres y actuar en consecuencia, garantizar la seguridad de las mujeres que se manifiestan en el espacio público. Salir y protestar en las calles, en los medios, en todos los espacios que habitamos es un componente histórico de la libertad.

Las feministas y activistas vamos a seguir protestando en las calles, exigiendo nuestros derechos, vamos a seguir protegiéndonos unas a otras de los embates de este gobierno neoliberal de muerte, y queremos que los poderosos y sus aliadas sepan que no les tenemos miedo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s