La desaparición no es un hecho aislado: Reunión Regional Bajío de familias víctimas  

Las autoridades en todo el país han buscado que socialmente la desaparición de personas sea considerado  como un hecho aislado, y un logro de la primera reunión entre colectivos de familiares de víctimas en la  Región Bajío del país fue el reconocimiento de la problemática como una situación donde los gobiernos tienen un papel fundamental en la resolución, incluyendo a los organismos internacionales, dijo en rueda de prensa Mariana Ávila Montejano, integrante del Observatorio de Violencia Social y de Género de Aguascalientes (OVSGA).

“Todos los gobiernos de los diferentes niveles tienen un grado de responsabilidad, también los internacionales, uno de los puntos en la reunión fue involucrar a los gobiernos y organismos internacionales porque también son responsables del desplazamiento y la desaparición”, dijo Ávila Montejano.

Otro de los logros fue que las autoridades de las Fiscalías,  Comisión Nacional  de Búsqueda y sus oficinas estatales, se comprometieran a generar  trabajo coordinado para  la búsqueda de personas desaparecidas en esta zona del país, conformada por  los estados de Aguascalientes, Zacatecas, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y San Luis Potosí.

“Es un hecho histórico el de ayer, nos sentamos las colectivas, las familias, acompañantes de la sociedad civil y autoridades, esas que regularmente se niegan a escuchar las problemáticas, sin embargo, la Ley de Atención a Víctimas les obliga al diálogo para integrar en sus acciones y políticas las experiencias y denuncias de las familias”, agregó Ávila Montejano.

Para Francisco Javier Espinosa, padre de Javier Espinosa Almanza desaparecido en Aguascalientes junto con otras ocho personas en 2007, es fundamental la unión de los colectivos para tomar fuerza en las búsquedas.

“Es necesario iniciar las búsquedas de aquellos que no han sido buscados, principalmente quienes desaparecieron antes del año 2017 y que las autoridades han archivado sólo como un número de carpeta de investigación”, agregó Javier Espinosa. 

Encontrar a las y los desaparecidos debe ser un trabajo de las autoridades en conjunto con las familias de víctimas, y no como ha sucedido hasta ahora, que son las víctimas quienes en total desprotección buscan a las personas desaparecidas, señalaron durante el evento.

Además de reactivar las búsquedas, otro objetivo es la depuración de los registros y la reiterada petición en todo el país de que el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No localizadas (RNPDNO) se haga público.

La idea es que después de esta primera reunión en la  zona del bajío, los encuentros se repliquen en otras zonas del país.

Por su parte, las integrantes del  Observatorio de Violencia Social y de Género  recordaron las problemáticas expuestas por los colectivos en la reunión, como: la falta de homologación de reactivos para pruebas de ADN, la falta de información sobre las carpetas de investigación, la criminalización de las personas desaparecidas, la activación de las Alerta Amber y la apertura de las autoridades para el diálogo con las familias y las organizaciones.

Una de las grandes ausencias en esta primera reunión fueron las Fiscalías de Guanajuato, Zacatecas y San Luis Potosí, así como las autoridades y colectivos del estado de Querétaro, de quienes no se recibió respuesta, pero se considera insistir en invitarles para la reunión próxima. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s